Recuperar una tradición

La Volta a Galicia fue una carrera por etapas que se disputó por el territorio gallego desde el 1933 (año de su primera edición) y que se fue sucediendo durante los años (aunque no de manera continuada) hasta el 2000, siendo apartir de 2002 relegada a categoría amateur.

Aún así, existe una grandísima lista de campeones que disputaron y consiguieron el triunfo en esta carrera. Nombres históricos en el mundo del ciclismo como Miguel Induráin, Marino Lejarreta, Abraham Olano, Marco Pantani, Laurent Jalabert, Claudio Chiapucci, Frank Vandenbroucke o Álvaro Pino formaron parte (o ganaron) en alguna de sus ediciones. Una prueba que siempre atraía a grandes estrellas y que contaba con la simpatía de los mejores equipos del mundo, que cuadraban sus calendarios para dar el mejor de los espectáculos en la ronda gallega.

Con O Gran Camiño, buscamos revitalizar esta carrera, con una imagen y una puesta en escena actualizadas y acorde a los tiempos que corren, para retomarla de la manera más vanguardista posible. Intentaremos que desde el primer momento esta prueba cuente con el nivel, la repercusión y la fama que en su día tuvo la Volta a Galicia, atrayendo a las grandes figuras mundiales del momento.

El proyecto se encaja en las fechas 24 al 27 de febrero, adaptándonos así en fechas al resto del calendario y a la logística de los equipos, ya que consideramos muy importante enmarcarlo dentro del ciclo de pruebas que abarca desde la Challenge de Mallorca a la Vuelta a Andalucía – Volta ao Algarve facilitando así el desplazamiento de todas las estructuras que durante esos días compiten por la península.

El proyecto

El ciclismo es un deporte fascinante para el espectador. Su principal activo radica en su legión mundial de seguidores en continuo crecimiento, sumado a que el espectáculo deportivo suele desarrollarse por parajes evocadores. El ciclista popular no sólo emula a sus ídolos comprando su misma bicicleta o equipación, también se desplaza con su famila a pedalear por los escenarios que contempla por TV. Desde la organización centraremos nuestros esfuerzos en crear un evento sugerente, diferente y motivador para el televidente, para el participante (la categoría y el palmarés del elenco de participantes que formen parte de la competición influye en las audiencias) y para el patrocinador/promotor. Consideramos que la solidez del nombre es capital para calar en la mente del aficionado o aficionada, televidente y equipos participantes. Este motivo nos llevó a cargar el naming de simbolismo sin perder la identidad gallega. El ciclismo evoluciona, los equipos evolucionan, las retransmisiones evolucionan… y creemos firmemente que las demás carreras debemos evolucionar y adaptar nuestro producto a las nuevas tendencias mediáticas, para explotar al máximo el potencial y las posibilidades que este deporte ofrece. A través de nuestra singular carrera, ilustraremos al mundo que Galicia es el gran destino, O Camiño dos Camiños, O Gran Camiño.

Cultura ciclista

Además de crear afición, este tipo de carreras sirven para ayudar a potenciar la implantación del uso de la bicicleta como medio de transporte y actividad al aire libre, sin focalizar el evento exclusivamente en la versión competitiva de la bicicleta. También se puede incidir en infraestructuras vinculadas a las dos ruedas, como los carriles bici o la recuperación de antiguas vías ferroviarias para el uso de la bicicleta mediante las llamadas sendas verdes. La movilidad sostenible, forma parte ya del ideario común de la sociedad y ahí, la bici juega un papel capital.

Ir arriba